Acceso vestibular en el tratamiento de conductos. ¿Un mito?

 en Endodoncia

En este post vamos a hablar sobre el acceso vestibular en el tratamiento de conductos.

Como imagináis, no es frecuente realizar este tipo de apertura, pero hay situaciones en las que son la única alternativa, como os presento a continuación mediante dos casos clínicos.

Primer caso de acceso vestibular en el tratamiento de conductos

Incisivo lateral inferior izquierdo (3.2) lingualizado con caries vestibular debido a la malposición del canino (3.3).

Acceso vestibular en el tratamiento de conductos

Acceso vestibular en el tratamiento de conductos

Llevamos a cabo este tipo de acceso aprovechando la localización de la caries con el objetivo de conservar la mayor cantidad de tejido sano remanente.

Esto sería imposible si realizamos el acceso convencional a través de la superficie lingual ya que eliminaríamos mayor cantidad de esmalte y dentina.

Segundo caso de acceso vestibular en el tratamiento de conductos

Incisivo lateral inferior derecho (4.2) lingualizado con caries vestibular debido a la malposición del canino (4.3).

Acceso vestibular en el tratamiento de conductos

Acceso vestibular en el tratamiento de conductos

Al igual que el primer caso, aprovechamos la posición tanto del diente como del tejido careado para acceder interior del conducto a través de la superficie bucal.

Este tipo de tratamiento es posible también gracias a las nuevas aleaciones con las que fabrican las limas rotatorias, ya que son más flexibles y resistentes a la fatiga clínica sin perder eficacia de corte.

En ambos casos, la preparación y conformación se realizó con el sistema Protaper Gold (Dentsply Sirona) hasta la lima F1.

Se irrigó durante todo el proceso con hipoclorito de sodio al 5,25%.

En la fase final, se activaron los irrigantes con Endoactivator (3 ciclos de 20 segundos con NaOCl al 5,25%, EDTA al 17% 1 minuto).

Se obturó ambos casos con el sistema EQ-V (Meta Biomed).

Aprovecho el post para recordaros la alta incidencia de dos conductos en los incisivos inferiores (aproximadamente el 40%).

Este dato ha sido obtenido del artículo Incidence of two root canals in human mandibular incisor teeth, Kenneth A. Benjamin. Oral Surgery, Oral Medicine, Oral Pathology. Volume 38, Issue 1, July 1974, Pages 122-126.

Espero que os sirva de ayuda y que podáis aplicarlo cuando tengáis que hacer una endodoncia en un incisivo inferior.

Photo credit: EI

Deja un comentario

doce + 3 =